Subscripción electrónica

domingo, 2 de abril de 2017

Alemania convierte una mina de carbón en una batería gigante para almacenar el excedente de energía solar y eólica



Alemania convertirá una mina de carbón en una gran central hidroeléctrica. El campo alemán Prosper-Haniel, dejará de ser una mina de carbón. A partir de 2018, Alemania no operará ninguna mina de carbón de antracita. Las minas abandonadas recibirán una nueva función, una que contribuirá al desarrollo de las energías renovables de este país.
De esta forma, una mina de carbón explotada durante 50 años, ubicada en las cuencas mineras de Renania del Norte, se transformará en una central hidroeléctrica de bombeo con una capacidad de 200 MW. Almacenará el exceso de energía solar y eólica, y generará electricidad cuando no haya viento ni sol.

Al producir 200 MW de energía será capaz de abastecer hasta 400.000 hogares, combinando diferentes tecnologías para asegurar que no se den cortes en el servicio. Esto se asegurará al instalar paneles solares y aerogeneradores para aprovechar la luz solar y la fuerza del viento, respectivamente.
La planta contará además con un sistema que hará pasar agua por los pasadizos de la mina para llevarla hacia las turbinas las cuales generarán electricidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario