Subscripción electrónica

lunes, 12 de junio de 2017

“Arabia Saudí intenta frenar el ascenso de Qatar como potencia a escala global”


Si en Medio Oriente faltaba una nueva crisis, el lunes pasado se esparció un nuevo cimbronazo por la región. El epicentro es Qatar, monarquía del Golfo Pérsico a la cual sus vecinos apuntaron con toda la fuerza, hasta el punto de romper las relaciones diplomáticas con Doha.

Encabezados por Arabia Saudí, siete países árabes (Emiratos Árabes Unidos, Barhein, Libia, Yemen, Jordania y Egipto) acusaron a la monarquía qatarí de apoyar a grupos terroristas. Aunque las tensiones entre Qatar y sus vecinos se remontan a varios años atrás -sobre todo luego de 2011 y el comienzo de la Primavera Árabe-, en los últimos días el fuego cruzado no dejó de escalar peligrosamente.




-En la presente coyuntura se evidencia el carácter neurálgico del Golfo Pérsico, que si bien no es la zona de guerra y confrontación bélica que acapara las noticias sobre el Medio Oriente, sí es el lugar desde donde se diseñan, financian, resuelven, apoyan o contienen gran parte de los conflictos actuales de la región. La actual crisis diplomática pone en riesgo la unidad del CCG y erosiona su imagen al exterior como espacio de estabilidad para las inversiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario